Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26 agosto 2007

7 y 3………

ninos-2.jpg

 Tendría muchas cosas para decir con la cabeza, pero no creo que sea la mejor manerar de expresar sentimientos. Hablar con el corazón es lo que quiero en este post. ¿Como contarles algo desde el corazón a aquellos que no los tienen o como describirles un sentimiento único por algo, que a veces te hace doler el corazón, a aquellos que ya los tienen?. 

 Agus y Miki cumplen 7 y 3 años esta semana. Son demasiado pequeños para que lean esto y lo entiendan. Pero como decirlo de manera correcta y tratando de lograr el sentimiento que quiero decir.

Ustedes dos son las cosas mas importantes que me pasaron en la vida, después de su mamá. Hacen que todo lo que hago tenga mucho mas sentido y tenga muchas mas ganas de hacer cosas para mejorarme como persona, porque son el motor que me empuja todo el tiempo. Son mi orgullo y mi dedicación absoluta.  Los quiero mucho.

 

miki-y-agus.jpgmiki-y-agus.jpgmiki-y-agus.jpg

 Papá.

Anuncios

Read Full Post »

blog-20-8-07.jpg

         Mamá tengo miedo, no me puedo dormir.

         Vení a la cama con nosotros…….así podes dormir mejor. 

Tenía 8 años. Había visto una propaganda de una película de Drácula. Solo la propaganda y eso fue suficiente, para que no pudiera dormir desde de los 8 hasta los 11 años. Estuve con psicólogo, me pasaba noches enteras escuchando la radio, le tenía terror a la noche, le tenía terror a la oscuridad, a la soledad, a estar en lugares extraños, a las películas de terror, a la muerte, a las cosas extrañas, a las casas grandes con muchas habitaciones, etc.

 Miedo: Emoción desagradable, de intensidad diversa, debida a un peligro (físico o psicológico) actual o futuro. Ansiedades, recelos o angustias. Sinónimos: Aprensión, cuidado, horror, amenaza, espanto, recelo, terror, cobardía, estremecimiento, susto, julepe, etc.

Quizás los miedos que teníamos de chicos nos vuelvan a acompañar de grandes (volveremos a esta idea por el final del post), o quizás los miedos que teníamos de chicos los reemplacemos por nuevos miedos cuando somos adolescentes, por otros miedos cuando somos post adolescentes pero no adultos, otros cuando somos adultos y los últimos miedos cuando somos viejitos.

¿Siempre son malos los miedos? ¿Siempre debemos evitar los miedos o los debemos comprender y enfrentar para hacernos mas fuertes? ¿Un miedo no enfrentado en un karma especial a descifrar? ¿Si encontramos un miedo que nos impide mejorar, que tanto nos debemos esforzar y cuanto debemos perder, de todo lo demás, para vencer nuestro miedo? ¿Quizás los miedos son barreras que nosotros mismos nos ponemos para no pasar a un estadío superior?   Porque pongámoslo de esta manera. ¿A que le temes cuando tenes un miedo? Si superamos ese miedo. ¿Qué fue lo que hicimos distinto en nuestra forma de actuar para superarlo? ¿Nos esforzamos más o tomamos pautas distintas para actuar en nuestra vida?

Los miedos varían con la edad, eso es una verdad irrefutable, entonces hagamos una lista:          A drácula.         A la oscuridad         Al hombre de la bolsa         A quien no conocemos, pero ya lo rechazamos antes de conocerlo.         A DIOS         A la muerte         A crecer         A los nuevos desafíos         A los desafíos viejos que no supimos resolver         A las discusiones que nos quitan cercanía con los demás         A los pequeños conflictos personales         A las enfermedades de los demás, ya sea mortales o no         A perder a nuestros seres queridos         A que les pase algo a nuestros seres queridos         A lo que no conocemos (cualquier cosa que esto signifique, en cualquier estadío de nuestra vida)         Al nacimiento de nuestros hijos (pongamos algo claro: todos somos cuando nos enteramos que vamos a tener un hijo, pero les digo algo, el primer sentimiento que nos afecta en nuestra conciencia es el de miedo, eso lo predomina todo hasta el segundo número 7, cuando empezamos a sentir una enorme felicidad.)         A que nuestros hijos nazcan sanos.         A que tengan enfermedades graves o simples.         A crecer como personas de bien, tomando las decisiones correctas.         A llegar a ser viejos bien llevados (esto sería como llegar a viejos, sin cuentas pendientes, eso sería perfecto). 

Y de esto era lo que hablaba en el principio del post. Cuando somos pequeños tenemos muchos miedos por no conocer las cosas a las cuales nos enfrentamos y utilizamos la experiencia de nuestros padres para traspasar el proceso de nuestros miedos. Pero cuando somos viejos, tenemos los mismos miedos que cuando somos chicos y en esos casos lo que hacemos en depender de nuestros hijos para transitar los miedos que nos aquejan de grandes, esto quizás debamos considerarlo al momento de cuidar a nuestros padres, para que lo aprendan nuestros hijos y lo hagan de la misma manera con nosotros..

Hay muchas cosas más a las cuales muchas veces, les tengo miedo, pero creo que con el tiempo los miedos empiezan a retroceder y nuestras posibilidades de crecimiento son más amplias. Quizás todo tenga que ver con la independencia que tengamos en cada etapa de nuestra vida, y con las ganas que tengamos a no tener miedos.

A veces deberíamos saber que el ser dependientes nos genera menos miedos, pero el ser independientes también genera otros tipos de miedos más allá de nosotros. Quizás la pregunta que me llevó a escribir esto:

¿Es bueno tener miedos?  Si ¡¡¡¡. Es bueno tener miedos. Es bueno tener situaciones que uno no conoce, para poder crecer, esta bueno tener nuevos desafíos y esos nuevos desafíos son miedos (pero miedos buenos). Lo desconocido nos proporciona una dosis de miedo y está en nosotros que ese miedo nos genera adrenalina y no, una dosis de parálisis, ante lo desconocido. Lo bueno de todo esto sería buscar nuevos miedos para que la adrenalina nos corra por cuerpo todo el tiempo, para que nuestro paso por aquí, sea una continua montaña rusa, lo que debemos saber y en eso el destino nos juega algunas veces una mala pasada, cuales son los miedos que debemos realmente retar y a cuales debemos dejar para mas adelante o nunca enfrentar. Yo por lo pronto, todavía sigo sin ver la película de Drácula y creo que será una cuenta pendiente que saldará en otra vida. Para ustedes que están por ahí, busquen nuevos miedos y enfréntenlos, para que sean mas grandes sus logros en el día de mañana.

“No voy a imaginar la pena en los demás; compro aire y si es puro, pago mucho mas; no voy a tolerar que ya no tengan fe, que se bajen los brazos, que no haya lucidez…” 

 Gonzalo

Read Full Post »

blog-13-8-2007.jpg

Muchas veces recapacito o trato de entender algunas cuestiones de la vida. Algunas de ellas no tienen mucho explicación, sino lo utilizamos el antónimo para entenderlas.  Por ejemplo, si pensamos en la muerte como algo que no tiene mucha explicación, tengo que meditar sobre la vida para entenderla un poco mas.

Y quizás, por eso de no entender algunas cosas, o mejor dicho tratar de entenderlas, hace que busque interpretar las cosas lo mejor posible. Y una de las tantas cosas que trate siempre de entender fue el destino y el futuro. ¿Y si revisamos que dice el diccionario? Es un buen comienzo.

Destino: Encadenamiento de hechos considerado inalterable, por influjo de fuerzas divinas o sobrenaturales / Trayectoria vital elegida por un individuo.Futuro: Venidero, a punto de acontecer / Porvenir, tiempo que ha de transcurrir.  Muchas veces escuche que todos tenemos un destino y debemos cumplirlo.

Entonces debemos asumir que estamos en este lugar de paso, para cumplir con un papel que ya está definido de antemano y que aunque quisiéramos no lo podríamos cambiar de ninguna manera. No es aceptable de ninguna manera, este concepto que muchas veces escuché.  Ya sé, que no les gusta que haga preguntas.

¿Pero saben que? No puedo plasmar algún pensamiento coherente, sino me hago las preguntas que me generen las respuestas que terminen de darle forma a la pequeña idea que quiero plasmar en el blog.  ¿Consideras que tu destino está escrito? ¿Pensás que tu posibilidad de mejorarlo es posible o aceptas que tu vida está escrita de una manera que es imposible de modificar? ¿Y si cada movimiento que haces para mejorarla generara una reacción contraria y en lugar de mejorarla solo la empeora? ¿Aceptas tu destino? ¿Crees que tu destino es el correcto? ¿Además de tu vida, consideras que los destinos de los demás influyen significativamente en el tuyo? ¿Y si tu destino fuera dependiente de vos, y no vos dependiente de tu destino? ¿Pensás en el destino habitualmente? ¿Las decisiones que tomas, lo haces pensando en el destino que crees o debes tener?

Tengo pocas cosas claras en mi vida, y sabía que si no hacía algo para que se cumplieran, el destino no lo iba a hacer por mí. Una de ellas era que iba a conocer a mi mujer en mi viaje de egresados (no pregunten como, yo lo sabía, sabía que era mi destino y que todo se iba ordenar en el universo, para que esa sucediera) y la segunda cosa que siempre supe, después del nacimiento de mi primer hijo, fue que mi segundo hijo iba a ser una nena.

Podría decirte que lo sabía y quería que mi destino fuera ese o se comportara de esa manera, y también creo que ese destino que uno quiere para uno lo debe merecer y para ello debes luchar por el.

 ¿Cómo?  Que se yo como, yo trato de hacerlo todos los días.

En esta parte no tengo muchas explicaciones. Pero creo que la mejor forma de merecerlo o mejorarlo, es siendo honesto con uno mismo, revisando tus valores continuamente, haciendote fuerte en esos valores, no negociando tu claridad intelectual, estableciendo prioridades, correspondiendo valores con valores, ayudando y dejando que te ayuden, siendo menos orgulloso, siendo mas efectivo, siendo menos competitivo, pero por sobre todas las cosas siendo vos y los que te rodean un conjunto de buenas acciones. 

¿Si creo que tengo el destino escrito o previsto por alguien? Quizás si. ¿Pero saben una cosa? Lo único que hago, todos los días de mi vida, es tratar de mejorar mis acciones, para que cada una de las páginas escritos de mi destino, sean arrancadas y vueltas a escribir, con un mejor final cada día.

“……Quizás el destino sea una mentira, quizás lo único que quería la vida era terminar con vos…..” 

 Gonzalo 

Read Full Post »

 otro-para-el-blog.jpg

Estoy cerrando puertas, estoy haciendo balances parciales, estoy generando mis decisiones con otra perspectiva, estoy teniendo tiempos de reflexión y de intimidad conmigo.

Querer pasar a otra etapa en mi vida, hace que evalúe las anteriores para no cometer errores.  Tener las cosas claras lleva tiempo, aplicarlas en la vida todavía mas.

¿Si te dieras cuenta de las cosas en las cuales querés basar tu vida estilo de vida a los 15 años, crees quizás, que tus decisiones sean más fáciles? ¿Cuándo tuviste las cosas claras en cada etapa de tu vida? ¿Cuándo pudiste aplicar las cosas que aprendiste, para comprobar que estabas en lo cierto, cuando creías que esas cosas eran la verdad?

¿Ya tenés las cosas claras o tenés tantas preguntas que preferís no tener las cosas claras? ¿Podemos tener las cosas claras, teniendo poca información? ¿Cuánto más sabes, mas claras tenés las cosas o tenés mas dudas?  

A veces dicen que debemos tener claridad en todas las facetas de nuestras vidas, para poder brindar nuestra mejor versión. ¿Y nuestra mejor versión debe ser mejor para quién?   ¿Vieron que cantidad de dudas?

Creo que ni yo puedo explicar lo que quiero decir. Pero siento que estoy entrando en una nueva etapa de mi vida, donde quiero tomar decisiones importantes.   ¿Pero saben una cosa? No puedo tomar decisiones así nomás, en estos momentos. Siempre fui un tipo metódico y necesito evaluar todas las opciones posibles para poder tomar definiciones.

Entonces si a esto se agrega el momento en el cual, las decisiones son importantes para varias personas, esto hace que tome mas tiempo para pensar y meditar mis decisiones.  Las decisiones son mas difíciles, porque ya no tengo la red de contención que todos tenemos cuando somos chicos, esa red que nos permite equivocarnos, esa red que nos da una nueva oportunidad.

 Esa pequeña cosita que sabemos que está por allí abajo y nos dice que probemos para ver si nos va bien por esta vez y sino tenemos una nueva oportunidad. Podemos volver a probar, para ver si nos sale mejor.  Estoy sintiendo que estoy terminando algo.

Me estoy tomando las cosas con otra filosofía, con otras ganas, con otras posibilidades, con otra experiencia, con otras seguridades, creyendo en mi, haciéndome fuerte en mis debilidades, revisando lo hecho en estos últimos 3 años, como si toda mi vida anterior hubiera estado aprendiendo, para poder volcar toda mi experiencia y poder empezar a construir un destino fuerte y seguro, para mi y para los que me rodean. 

 Tal vez, estoy empezando a valorar lo que hago, de una manera que nunca lo hice. Quizás lo que hago es bueno y no lo estaba valorando como debía. Y eso hace que quiera dar más de mí, para seguir creciendo como persona. Espero poder seguir, valorizando mis decisiones de manera clara, para poder creer que es bueno y seguir de esta manera positiva ver las cosas, siempre desde la misma perspectiva. 

 Ahora necesito ir por más. Necesito empezar a creer de manera concreta en lo que hago en todos los aspectos de mi vida. Y quizás ese vaso tres cuartos lleno, donde siempre veo el cuarto que falta, quizás empieza a verlo casi lleno en lugar de verlo que le falta un poco nada mas y que todo lo demás está allí para mí. Eso esta cambiando y me hace dar mas fuerzas para comenzar a abrir todos esos portones que están allí para mi. 

  “…..Quieren saber donde voy….¡voy a donde nunca fui! (sin importar consecuencias de ser así) ¡Hay mucho para donde ver! ¡Ciego no puedo nadar! ¡Quiero tener mas tormentas para cruzar!  

Gonzalo

Read Full Post »