Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12 mayo 2009

¿Leyeron el titulo del post? Son palabras que suenan feo al salir al aire desde nuestra boca. Repitan las palabras y escuchen su sonido en el aire. Pongan especial énfasis en la palabra CUIDADO…!!!!

Lo acabo de hacer nuevamente y me sorprendo de los movimientos que siento en el cuerpo cada vez que escucho la palabra. Me freno, la inmovilidad inundad mi cuerpo, se me comprime el estomago, las manos me sudan un poco y la cabeza trata de recorrer los últimos minutos para ver que paso y por donde aparece la advertencia en forma de palabra imperativa y robusta. Que es lanzada como una gran advertencia.

La palabra cuidado genera sensaciones raras, pero no es la palabra sobre la que me quiero explayar hoy, es una palabra que esta relacionada, casi podríamos decir que es hermana de ella, pero esta en el rincón opuesto de la habitación y requiere de un montón de cosas que la primera palabra no posee. Y es el bendito tiempo, que todo lo puede. Cuanto tardamos en decir o escupir la palabra CUIDADO…!!!! ¿Y cuanto tiempo nos lleva entender, darle forma y realmente proporcionar la real dimensión a la palabra CUIDAR?

El diccionario dice de la palabra cuidar:

  1. Poner diligencia, atención y solicitud en la ejecución de algo.
  2. Asistir, guardar, conservar.
  3. Mirar por la propia salud, darse una buena vida.
  4. Vivir con advertencia respecto de algo.

Y los sinónimos son:

Vigilar, velar, custodiar, celar, proteger, guarecer, conservar, mantener, encargarse, mimar, curar y preservar…..!!!!!!!!

Algunos de los sinónimos denotan ciertas sensaciones de encierro o sofocación, pero otros de ellos denotan sinceridad, simpatía, cariño, dedicación, tiempo y por sobre todas las cosas, demuestran la necesidad de uno de poder estar para el otro. ¿El estar para el otro es una forma de demostrar amor? ¿El cuidar al otro es cuidarse a si mismo? ¿El cuidar nos hace perder identidad? ¿El cuidar nos da la posibilidad de requerir del otro el mismo cuidado?

Cuando me siento delante de la maquina, porque alguna palabra me llama la atención o quiero desarrollar una pequeña idea sobre la misma, no siempre estoy seguro de donde terminara el pensamiento o donde me llevaran las palabras que se van entrelazando a medida que la idea va tomando forma. Muchas veces la forma en la cual termino de redondear un concepto, es haciéndome las preguntas que me llevaron a decir por primera vez la palabra y tratar de llevar alguna idea al papel, aunque sea muy elemental lo que quiero expresar.

En este caso la palabra me genera cierta sensación de seguridad, el saberme cuidado en el buen sentido, es muy lindo. El sentir que tengo gente que me da su contención es sentirme cuidado. El poder apoyar la cabeza, en esos lugares donde los sueños pueden llegar con seguridad, es algo que no tiene precio. El saber de las palabras que cuidan y apoyan es sentirse cuidado. Los tiempos de los demas, dedicados a los tiempos y necesidades de uno, eso es un acto de cuidado.

El haber perdido las ganas de cuidar (a los demás), me hizo sentir la necesidad de cuidar (me), a todo aquello que no había cuidado durante mucho tiempo. El volver a abrir la casa (corazón), para ver como estaba la cosa, fue y es dolorosa y nueva. Dice una canción de Divididos “Nunca te vi baldear el corazón, un Chalchalero no es un Rolling Stone”. Las situaciones dolorosas y nuevas, abren nuevos caminos y el sentirse cuidado hace que uno tenga ganas de emprender el viaje.

Y acá es donde entran todas esas palabras que son sinónimos de CUIDAR y que me generan la sensación de estar protegido pero sin estar agobiado o sobreprotegido. El cuidar causa una sensación muy especial, causa esas ganas de estar para el otro pero tratando de no asfixiarlo, sino de estar para lo que nos necesitan y que podemos serles útiles, esa misma sensación es la que pretendemos sentir cuando nosotros somos los que necesitamos que nos cuiden. El ser cuidado no significa ser menos que los demás, significa apoyarse en los otros, para poder contarles tus lados oscuros, tus demonios, tus necesidades, tus imposibles, tus posibles y por sobre todas las cosas, poder abrirles las puertas de tu corazón para que te ayuden a limpiarlo. Si obtenes eso (que los otros crean que sos lo suficientemente importante, para que vayas a barrer en corazón ajeno), abras logrado entrar en un mundo muy especial. El de ser parte importante de la vida de otra persona.

Me gustaría cuidar mucho más. Porque me gusta mucho la sensación que siento al hacerlo. Me gustaría saber poner límites a mis cuidados para que los demás no se sientan presionados. Me gustaría encontrarme en las situaciones de saber cuidar y ser cuidado. Me gustaría que todas las palabras que se relacionan con esta, sean tan abrigadas como lo es ella. Y me gustaria que el cuidar sea una forma de expresar con actos todo aquello que siento. Porque quizas las palabras pueden sonar vacias (aunque esten repletas), pero los actos pueden estar llenos de sentimientos y significar mucho mas…..

“….Y ahora sueño que voy caminando por todas las cosas que faltan vivir, y sentir…”

Gonzalo

Anuncios

Read Full Post »