Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 enero 2007

¿Sabes que extraño desde hace mucho tiempo? Y ¿Sabes que no lo vas a recuperar en el futuro cercano o quizás nunca? dibujo-1-blog.jpg   

Extraño a los chicos que juegan en la calle, extraño las pelotas en las calles, las bicicletas en las esquinas, las rampas de skate, los carritos con rulemanes, los autitos de la formula 1 de plástico que rellenábamos con masilla y les poníamos la cucharita para que fuera para rápido, las figuritas y los álbumes, donde completándolo, lo único que teníamos era la satisfacción de haberlos llenado, los fines de semana en la calle, las vacaciones en la casa de mi abuela, las noches en el balcón viendo aviones, las carreras en bicicleta, el simon, las escondidas, el quemado, los partidos de fútbol, los juegos de ingenio, las piletas de las casas vecinas, las caminatas por el barrio, las bombitas de agua, etc.

 No me estoy poniendo viejo, como están pensando en este momento (quizás un poco sí), pero no sería mejor que nuestros hijos, sobrinos, nietos, hermanos, etc. Pudieran crecer jugando en las calles y teniendo un contacto más directo con la realidad y con la gente. 

Nuestra infancia fue distinta, no sabría determinar si fue mejor o peor, pero fue mas real. Más palpable, sabíamos que si nos caíamos de la bicicleta, las “frutillas” iban a durar una semana o más.

Los carritos con rulemanes eran un viaje de ida y siempre tenían alguna falla que terminaba de romperse en el momento donde ibas más rápido. Los golpes nunca llegaban a ser quebraduras, pero nos hacían dar unos sustos importantes.

Esperábamos los gritos del heladero y del señor que vendía pochocho y garrapiñada. Para salir corriendo a buscar el torpedo de frutilla (ahora hay torpedo de limón¡¡¡¡¡). Si tenías mucha suerte y tus viejos estaban con plata, el helado soñado era el Conogol (ese lo comías despacito, disfrutando cada uno de los pedazos).

Después estaba la plaza del barrio. A nosotros nos quedaba como a 10 cuadras. Era salir a las 2 de la tarde y volver cuando estaba cayendo el sol. Encontrarte con las barritas de otras zonas del barrio para jugar al fútbol o a la mancha en grupo. Y obtener la victoria era suficiente para inflar el pecho y contar la anécdota durante toda la semana.

¿Y los dibujitos?. Ahí no hay forma de perder contra el presente. Primero, nada de cable. Canales de aire. Veíamos a Tom y Jerry, Scooby doo, El correcaminos, Los Picapiedra, Los cuatro fantásticos, Mazinger, Los locos Adams, Titanes en Ring, Los tres chiflados, Los Jetson, El Chavo, El Chapulín Colorado, He-Man y varias cosas mas.  Había muchas cosas y faltaban muchas otras, pero como muchas de ellas no las conocíamos, no nos importaba demasiado que no estuvieran.

Solo creo que nuestros hijos deberían tener la posibilidad de vivir su vida con más contacto con la realidad y que su contacto exterior, tenga que ser en el colegio y en las actividades externas que se realizan en el mismo. Eso no les explica como es el mundo exterior. Solo les explica (dentro de las condiciones artificiales definidas por un establecimiento), como es el contacto con otras personas.

Quizás nuestros hijos, nunca conozcan esa situación de libertad, hasta que sean grandes como para andar solos por la vida, pero me temo que en esos momentos tendrán inculcadas otras formas de ver la vida y perderán la posibilidad de sacarle el jugo a las pequeñas cosas que te brinda el mundo, y que se aprovechan mejor, cuando la inocencia todavía esta con nosotros.  

En mi está la necesidad que mis hijos puedan ver, que existen cosas en nuestras calles, mas allá del colegio, los peloteros, el playstation, los jueguitos y las colonias de vacaciones.   

Gonzalo.

 dibujo-2-blog.jpg

Anuncios

Read Full Post »

“……Convertiré a la muerte en un portal de sueños sin sentido……………” 

muertes.jpg

Hay cosas que son difíciles de entender, y algunas de ellas siendo aun mas difíciles de entender, nos hacen muchas veces sentir un sudor frio que recorre toda la espalda. Como explicarle a alguien que ya no existirá, que no estará en este mundo de cosas materiales, que su alma (¿creés que existe el alma?), estará con DIOS (quien quiera que sea el creador), esperandote a que llegués ahí, para pasar la eternidad con ella. 

Dicen que hay cosas que nadie puede hacer por vos y que estás completamente solo en esos momentos (y no tiene que ver que estés, lleno de gente al lado de tu cama o donde quieras que vayas a morir). La muerte te encontrará solo y con ganas de discutir sentados en una mesa, de que se trata eso de dejar el mundo. El primer contacto conciente con la huesuda lo tuve a los 13 años. Decidió llevarse a una de las personas mas queridas (mi tia abuela). En esos momentos de real tristeza y de completo dolor, pensás que esa situación de muerte no tendría que existir. Que el paso de la vida a la muerte no debería SER. 

En ese momento de casi inocencia respecto de la relación con la huesuda, consideré que una persona mayor que había tenido el don de buena gente debía tener una muerte digna y que la mejor manera que pasar ese trance era sin dolor, que la charla en la mesa debía ser rápida y con puntos claros. En este caso fue de esa manera. Pero este post se trata de otra cosa, de cómo comenzar a respetar ese cosa segura que uno va a tener por haber recibido el regalo de la vida. El conocer a la muerte. 

Uno nunca se acostumbra a perder a los seres queridos, en algunos casos en una actitud completamente egoísta, cuando nuestros familiares, amigos o conocidos estan muy enfermos, pedimos que la huesuda venga a cumplir con su misión de manera anticipada y que la charla en esa mesa sea lo mas rápida posible. Pero también cuando queremos estar con esa persona mas tiempo, consideramos que debemos hacer todos los esfuerzos para que se quede un tiempo más. En ninguno de los dos casos tenemos ningun tipo de influencia ni poder de decisión. Creo que la cuestión pasa por la forma con la cual nos decidimos a conectarnos con ese proceso de dolor y soledad que afronta la otra persona. En mi caso lo pude comprender mucho tiempo después de haber perdido a mi primer familiar querido.  

Quizas la único que podamos hacer en esos momentos es acompañar y darle las caricias al alma de la otra persona. Recordar los momentos compartidos, pedir perdón por lo errores cometidos, hacerle saber a la otra persona que fue importante para nosotros en algunos momentos, brindale respeto a su persona y hacerle sentir la compañía en esos momentos difíciles. Creo que ningún día es bueno para morir, pero tengo un poco mas claro que lo inevitable pasará en algún momento, lo único que espero es haber tenido la suficiente inteligencia, para poder charlar con la huesuda de igual a igual el menor tiempo posible y de cosas importantes. Los que estén al lado mio seguro, me brindarán la seguridad haberles dejado al menos un recuerdo importante.  Gonzalo. 

Read Full Post »

foto-blog-8-1.JPG 

Se llevan 4 años y 4 días. Son chiquititos y grandes a la vez. Son completamente dependientes y completamente independientes.  Agustín nos enteramos que venía un 29 de diciembre (¿que regalo de cumpleaños no?).

Todos decimos cuando deseamos tener hijos, que es lo mas hermoso que le puede pasar a cualquier persona, pero en el primer segundo después que me enteré, lo primero que sentí en mi interior fue miedo, no miedo, sentí terror. En un segundo se me cruzaron por la cabeza 200 preguntas (¿será sanito?, ¿quién me va a ayudar a mi?, ¿seré capaz de ser papá?).  Porque pongamos una cosa en claro, no podés ir a buscar a tu mamá para que te ayude, ni llamar al doctor para que te explique. Quizás en esos momentos, uno por fin entiende la frase “nadie te enseña a ser papá”.   Luego de las 200 preguntas en 2 segundos, lo que sentí fue una alegria enorme y la necesidad a llamar a toda la familia para contarles las buenas nuevas. Fueron muchos llamados telefónicos y realmente sentí en esos, como era comunicar la felicidad por teléfono (Comentario: Todos estaban esperando la noticia el 24 la noche de navidad, pero bueno fue un tema de cálculos y días). Agustín era el primer nieto y primer todo. Por lo tanto el embarazo fue como la película de Jim Carrey. Digamos que la pasamos bastante acompañados.Lo único que no pude hacer, fue darle la noticia a Raúl (mi abuelo), en ese momento estaba ya bastante mal. Falleció el 6 de enero del 2006. Ocho días después de habernos enterado que iba a venir Agustín.

Dicen que cuando un alma viene, otra se vá. Quizás un poquito de esa alma que se fué, esta en este momento en la Agustín.  9 meses después, un 28 de Agosto de 2000, nos acercamos al médico (ya sabiamos o casí, que veníamos de cesárea). A las 17 hs nos dijeron que a las 18 ingresabamos al quirófano. La única negociación fue la de presenciar el nacimiento, si o si. “si te desmayas, no te vamos a ayudar”.(era justa la respuesta). A las 18.40 hs, pasaron 3 cosas. Nació Agustín y yo me di cuenta que mi mente estaba en blanco y que tenía un hijo. Por varios segundos lo único que había en el quirófano éramos mi hijo y yo. Era para lo único que tenía ojos.

El placer de tenerlo en brazos a los 30 segundos de haber nacido, fue algo inigualable.

Para que contarles, que a partir de ese momento. Pasé a ser una planta. Ninguno de los familiares, puso atención en mi persona. Solo estaban allí para conocer a Agustin y nada mas. Algo de atención a la madre y mucha de la atención a Agus.  

Cuatro años y 1 día después de saber de la llegada de Agustín, nos enteramos con Nica de la llegada de otro niño que venía al mundo. Esta vez, con la experiencia del primero y con una idea en la cabeza.   Decidimos buscar una forma nueva, para comunicarle a la familia la llegada del nuestra nueva hija. Escribimos una carta en primera persona de parte del bebé para que anuncie su llegada. En estos casos creo que el universo se pone en orden. Todos los familiares recibieron la carta con menos de 1 hora de diferencia.Lo gracioso del evento, fue el llamado de mi abuela materna, diciendo que le había llegado una carta de alguien que ella no conocía. Estuvimos un rato largo explicandole la situación hasta que la entendió. 

Volvieron los miedos, las preguntas y las demás cosas. Quizas con un poco mas de experiencia, pero todos los hijos son únicos. Mi única pregunta era, si por fin en la familia habría una mujer. 5 meses después nos enteramos que tendriamos a Micaela Florencia. Miki estuvo creciendo y el 28 de agosto del 2004, le pareció buen momento para salir. Tuvimos que decirle que espere y ella se portó muy bien y nació el 1 de septiembre del 2004. Era una gorda hermosa de 4.080 kg que también nació por cesárea. Con esta también pasé a ser una planta. Pero por lo menos ahora me regaban y ponían en la ventana para que tomara sol. 

Lo que quería decir era que, no importa cuanto te hayan contado y cuantos amigos tengas con hijos. Cuantos sobrinos hayas creído que estabas cuidando y creíste haber cuidado. Cuantas veces viste a tus amigos ir con hijos a reuniones y tener que irse por fiebres o vómitos. Nada te enseña a ser padre. Nadie te explica como tenés que comportarte en determinados momentos.   Pero nadie te va a poder contar que se siente cuando: Los tenés por primera vez en tus brazos.Los ves abrir los ojos a la mañana.Los tenés en la cama junto a tu corazón, porque es donde mejor se sienten.

Los ves levantar la cabeza cuando llegas del trabajo y decis sus nombres.

Los levantas de la cama y te sonrien por primera vez, porque te conocen.

Los dormís arriba de tu pecho y no los querés dejar en la cuna, para disfrutarlos un poco mas.

Los ves jugar con cosas que uno no entiende, pero que el pediatra te dice que es bueno para ellos.

Los ves llorar cuando le dan todas esas vacunas que le dan.

Los cuidas al lado de la cama de ellos, cuando tienen fiebre o se sienten mal. Y uno no sabe como hacer para que se sientan mejor.

Los escuchas decir sus primeras palabras. (Donde todo el mundo se pelea para que digan papa o mamá)

Los escuchas hablar solos sobre cosas que uno nunca entenderá.

Los llevas al jardín por primera ves. Y los ves con el uniforme y decís que ya están grandes.

Los ves crecer y los ves disfrutar con sus abuelos, tíos y amigos. 

Quizas de esto se trate la vida. Quizas esto sea lo que uno solo debe aprender, el tratar de ser un buen padre y con esto lograr que los hijos, sean buenos padres, por todo lo que los padres les dimos. 

Gonzalo.  Vos sabés
Cómo te esperaba
Cuánto te deseaba
No, si vos sabés
Vos sabés
Que a veces hay desencuentros
Pero cuando hay un encuentro de dos almas trae luz
Vos sabés
Que cuando llegaste cambiaste el olor de mis mañanas
No, si vos sabés
Vos sabés el día que tu madre vino
Y me dijo con ojos mojados que ibas a venir
Cuando el doctor dijo: señor, lo felicito, es un varón
Cómo poder explicarte
Cómo poder explicártelo
El amor de un padre a un hijo no se puede comparar
Es mucho mas que todo
No, si vos sabés
Vos sabés….
Los observo mientras tu madre te mece
Y me hace sentir fuerte
Mirarte crecer
La emoción que siento dentro
La comparto en este cantar
Con los que miran al frente, de noble corazón
Cuando el doctor dijo: señor, lo felicito, es un varón
Cómo poder explicarte
Cómo poder explicártelo
El amor de un padre a un hijo no se puede comparar
Es mucho mas que todo
No, si vos sabés.
  (VOS SABÉS – LFC)

Read Full Post »

Para los que fueron solos, para los que fueron acompañados, para los que no pudieron ir pero llamaron para avisar. Para todos ustedes un agradecimiento enorme por hacerme pasar un muy lindo cumpleaños n° 35.

Y como diría una canción “….tengo una banda amiga, que me aguanta el corazón…..”

 un-monton-de-gente.JPG

Gracias.

Read Full Post »